Divorcio unilateral

divorcio unilateralAl cónyuge a quien se le hace una citación por demanda de divorcio y no comparece, el juez podrá inmediatamente decretar el divorcio conocido como divorcio unilateral o en contumacia o rebolía. Muchos divorcios se decretan en esta forma pues las personas han perdido real contacto con el cónyuge o porque aquel se rehúsa a que se le contacte en forma alguna.
La mejor elección para un divorcio unilateral es la República de Haití que junto a la República Dominicana, ocupa la caribeña isla de La Española
Este país en el que se habla francés, ocupa el menor territorio de la isla.

¿Por qué efectuar el divorcio en Haití?
En base al código civil de Haití, el cual acoge la Ley de la República del 4 de julio de 1974, en esta nación se permite el divorcio unilateral. El procedimiento para lograrlo es organizado, simple e interesante.
Un hecho interesante es que en Haití el cónyuge citado no necesariamente debe estar de acuerdo, ni comparecer al juicio ni firmar ningún documento.
Lo único que se necesita aducir para el divorcio unilateral es la incompatibilidad de caracteres, lo cual se demuestra por el simple hecho de que uno de los cónyuges quiere divorciarse. Por lo tanto no hay necesidad de demostrar culpabilidad de ninguna clase lo cual requeriría pruebas y testimonios. La competencia de la jurisdicción del tribunal haitiano queda determinada por el solo hecho de que el solicitante se acoge a su jurisdicción con el único propósito de obtener el divorcio.

¿Por qué debe importarte todo esto?
Porque esto significa que obtendrás un divorcio válido rápidamente. Además, aunque tu cónyuge intente ponerte otro juicio con respecto a la custodia de los hijos, a los derechos de visita y a la distribución de los bienes, ya tú habrás obtenido tu divorcio y te hallarás rápidamente libre para casarte nuevamente, si quieres, sin correr el riesgo de que te acusen de bigamia
La variante haitiana es ligeramente más cara que la dominicana, se necesita solo un día en los tribunales y un día más para ponerle la apostilla (legalización del veredicto) a la sentencia definitiva, a la cual se te enviará a tu dirección a través de un correo internacional.

Apostilla es una palabra latina que significa certificación. Se usa comúnmente para indicar la legalización de un documento para uso internacional en base a la Convención de La Haya del 5 de octubre de 1961 y mediante esta, se elimina la necesidad de legalizar los documentos públicos extranjeros. Los documentos que están autenticados por un notario y algunos otros funcionarios, cuando se certifican con la debida apostilla se aceptan para uso legal en todos los países signatarios de la Convención de La Haya.
El divorcio unilateral (cuando el cónyuge citado a juicio no está de acuerdo) constituye un procedimiento legal bastante complejo. Al considerar esta circunstancia, Haití ofrece la máxima flexibilidad, cuando se considera el mayor costo justificable si el cónyuge no se aviene al divorcio.
Procedimiento para obtener un divorcio en Haití
Se requieren los siguientes documentos:
1) Hoja con la información (se puede imprimir o fotocopiar en parte o completa)
2) Certificado de matrimonio
3) Certificado de nacimiento de los hijos menores de edad (si los hay)
4) Pasaporte
5) Todos estos documentos deben ser apostillados
Una vez que todos los documentos estén listos podemos proceder al divorcio. Los docmuentos se envian por fax o por correo al abogado seleccionado, de modo que este verifique que todo está en orden, hacer la correspondiente traducción de los mismos al francés, iniciar el debido proceso y fijar la audiencia en la corte. Debes organizarte para llegar a Haití y comparecer ante los tribunales para la primera audiencia. No es necesario permanecer por mucho tiempo, pero debes estar en el país para satisfacer las condiciones imprescindibles de residencia en el país, firmar las instancias y autorizar un abogado haitiano para que te represente.
Es posible tratar directamente con los abogados en Haití, sobretodo si hablas francés, pero la comunicación con Haití es muy difícil, y con toda franqueza, hay mucho que recorrer para conseguirla.. Hemos escuchado sobre muchas personas que han enviado dinero y documentos y nunca obtuvieron el divorcio válido.
Si deseas hacer las cosas sencilla y rápidamente (aunque cueste un poco más) recomendamos que te hagas guiar por nosotros. El mencionado estudio prefiere que los clientes con audiencias ya fijadas en Haití estén en República Dominicana un día antes de comparecer en la audiencia.
Se puede llegar a Haiti de Santo Domingo (República Dominicana) en la mañana de la audiencia en un avión privado, en compañía de un representante del despacho legal, si es necesario. El costo del avión privado es de 750 a 1,200 dólares por viaje de ida y vuelta de Santo Domingo a Por-au-Prince.
Permanencia en Haití
El divorcio se concretará en aproximadamente veinte días después de la primera audiencia. El motivo de esta demora es que la corte debe enviar notificación al otro cónyuge y esperar cualquier observación de su parte.
El decreto definitivo del divorcio se te puede hacer llegar por currier internacional, después de que lo coteje la embajada de tu país o de un país amigo.
Llegada a Haití
La mayor parte de los clientes prefieren llegar a Haití vía República Dominicana, tal como recomienda el despacho Caporaso & Partners. Sin embargo, se puede también tomar un vuelo directo de los estados Unidos a Port-au- Prince o vía Panamá con Copa. De Europa se puede volar a los EEUU, o salir de París por vía de la Provincia Francesa de Ultramar, Guadalupe.
NB: La tasa de embarque de la República de Haití suma 30 dólares los cuales se pagan en efectivo al salir y aplica también para los vuelos privados.

S
O
P
O
R
T
E