¿Cómo obtener un pasaporte diplomático?

pasaporte diplomaticoEstaba tomando una taza de té junto a uno de mis amigos, un ex militar quien ahora es uno de los pocos diplomáticos independientes en el mundo. En su vida ha viajado con más pasaportes de los que usted pudiera contar con sus dedos.
Durante esa conversación, recordé una pregunta específica que realizan con asiduidad en las consultas los clientes y es la relacionada con los pasaportes diplomáticos. Básicamente, ¿cómo puedo obtener uno? No estoy seguro si esto nos regresa al viejo libro de Perpetual Traveler (viajero perpetuo) o si las personas simplemente leen sobre la inmunidad diplomática y piensan que “eso se ve muy bien”. De cualquier forma, existe muchísimo interés en el tema y también un enorme sin sentido e informaciones erróneas, publicadas casi siempre en Internet. Por tanto, me pareció que valía la pena escribir algunas líneas sobre esta temática.
De la misma forma que, en ocasiones, asesores externos ayudan a un empresario privado sin que medien honorarios, pues los diplomáticos independientes, como mi amigo, hacen lo mismo por los gobiernos, y les facilitan el acceso a sus redes mundiales de contactos, las cuales, usualmente, posibilitan la firma de acuerdos de inversión a gran escala.
Estas son las personas que se colocan detrás de los acuerdos comerciales más importantes que usted luego leerá, como una nueva fábrica de automóviles o la compra por los chinos de recursos minerales en África.
Los gobiernos siempre están desesperados por el dinero. Así que la promoción de inversiones extranjeras aparece siempre muy arriba en la lista de deseos de los políticos. Cualquiera que pueda y esté dispuesto a atraer inversores foráneos serios a la mesa de negociaciones de los países pobres del tercer mundo puede terminar con una ganancia nada despreciable.
Las relaciones en la vida diplomática sin dudas son una espada de doble filo. Gracias al pasaporte diplomático es más fácil cruzar las fronteras en un viaje u obtener un pase a la primera clase en los vuelos. Además, habrá muchas fiestas con la alta sociedad local si esa es la escena que le resulta más conveniente.
El pasaporte diplomático no es un pase para infringir las leyes como pensaba el titular de un pasaporte diplomático que viajaba en su Ferrari a 140 por hora en un centro habitado y que ganó una multa de casi 200 mil euros. ¡La estupidez se paga!
Un pasaporte diplomático también hace que su perfil resalte de inmediato. Por ejemplo, cualquiera que haya abierto una cuenta bancaria recientemente en el mundo tendrá que responder a la pregunta sobre si es una “persona políticamente expuesta”. Un pasaporte diplomático de inmediato hará que su aplicación para una cuenta bancaria sea revisada con más detenimiento.
¿Existe realmente la inmunidad diplomática? Sí, por supuesto, pero para obtenerla usted necesitará mucho más que un pasaporte diplomático. Para eso usted necesitará tener un cargo de embajador o cónsul – una empresa complicada que definitivamente lo convertiría en un trabajo a tiempo completo. Un nombramiento de bajo nivel diplomático, como una representación de negocio, tal vez sea más conveniente y también viene acompañada por algunos privilegios diplomáticos.
En estos días, comprar un nombramiento diplomático ya no es posible. La realidad es, por supuesto, que el dinero sigue rigiendo y esa “plática” no es barata en los países del tercer mundo. Pero el dinero por sí solo no conseguirá su objetivo. Casi todas las naciones están relacionadas con Estados Unidos, la Unión Europea o alguna entidad, por lo que no van a arriesgarse a la eliminación de millones de dólares en ayuda extranjera, a cambio de recibir rápidamente en su mano 50 mil dólares.
Si estuviera interesado en unirse al cuerpo diplomático, usted necesitará credenciales impecables en su currículo. Además, debería estar preparado para dar algo a cambio, por ejemplo, su experiencia y tiempo. Debe estar capacitado para aprender sobre el país en cuestión y representarlo con credibilidad en la arena internacional. También debería comprender que en el mundo de la diplomacia internacional, nada está dado por sentado, ni es sencillo de lograr. Por lo general no existen respuestas definitivas a todas las preguntas, ni caminos fáciles de seguir. No es tanto sobre lo que usted sepa, sino, sobre todo, a quiénes usted conozca.

S
O
P
O
R
T
E